Esclerosis M ú ltiple 

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad desmielinizante, neurodegenerativa y crónica del

sistema nervioso central (cerebro y cordón espinal), que puede a veces incapacitar a la persona.

Hasta el momento no existe cura para la misma y las causas de su origen son desconocidas. Se

cree que en su origen ocurre una alteración en los

mecanismos autoinmunes del cuerpo. En el sistema

nervioso, la mielina está formada por capas de lípidos

(grasas) y proteínas que actúa como un aislante del

impulso nervioso que transmite en saltos de nodo a

nodo. Por lo tanto, mientras más mielinizada esté la

célula neuronal, la transmisión del mensaje será más

rápida. La EM causa que las propias defensas del

organismo ataquen a la mielina. La mielina es el tejido

adiposo que rodea y protege la fibra nerviosa del

cerebro, los nervios ópticos y la médula espinal. Cuando la mielina se daña queda una cicatriz.

Las cicatrices son conocidas como escleras, lesiones o placas, que interrumpen la transmisión

de los mensajes nerviosos. Dependiendo de la localización, cantidad y tamaño de las lesiones

presentes en el cerebro y/o cordón espinal, el paciente podrá llegar a sentir una diversidad de

síntomas.

Tipos de esclerosis múltiple Se conocen cuatro formas de esclerosis múltiple: • Esclerosis múltiple con recaída-remisión (Esclerosis Múltiple RR) • Esclerosis múltiple progresiva secundaria (Esclerosis Múltiple PS) • Esclerosis múltiple progresiva primaria (Esclerosis Múltiple PP) • Esclerosis múltiple benigna

Diagnóstico

Hay otras enfermedades que también pueden producir síntomas similares a los que se observan en la esclerosis múltiple. Otras condiciones con un curso intermitente y lesiones similares a las de la esclerosis múltiple en la materia blanca del cerebro incluyen la poliarteritis, lupus eritematosus, siringomielia, paraparesis espática tropical, algunos tipos de cáncer y ciertos tumores que comprimen el tallo encefálico o espinal. La leucoencefalopatía multifocal progresiva puede producir síntomas similares a los de la etapa aguda de un ataque de esclerosis múltiple. El médico también necesitará descartar las siguientes condiciones: un accidente cerebrovascular (en inglés "stroke"), la neurosífilis, las ataxias espinocerebelares, la anemia perniciosa, la diabetes, la enfermedad de Sjogren y la deficiencia de vitamina B12. La mielitis transversal aguda puede indicar el primer ataque de EM o puede identificar otros problemas, tales como una infección con los virus de Epstein-Barr o herpes simplex B. Informes recientes indican que los problemas neurológicos asociados con la enfermedad de Lyme pueden presentar un cuadro clínico muy similar al de la esclerosis múltiple. Los investigadores continúan su investigación para encontrar una prueba definitiva para diagnosticar la esclerosis múltiple. Hasta que se formule una prueba, no obstante, han de encontrarse evidencias de ataques múltiples y de lesiones en el sistema nervioso central, un proceso que puede llevar meses o incluso años antes de que un médico pueda hacer un diagnóstico definitivo de esclerosis múltiple. Tratamiento Hasta ahora no se conoce cura para la esclerosis múltiple. Existen tratamientos que pueden retardar el progreso de la enfermedad o aliviar o controlar s í ntomas especificos que ayudan a mantener una calidad de vida normal. Los medicamentos que con frecuencia se utilizan son los siguientes:         • Esteroides para disminuir la inflamación y la gravedad de los ataques • Medicamentos para modificar el progreso de la enfermedad • Medicamentos para controlar los s í ntomas Medicamentos Moduladores de la esclerosis múltiple Aubagio (teriflunomide) Betaseron (interferon beta-1b) Extavia (interferon beta-1b) Lemtrada (alemtuzumab) Plegridy (peginterferon beta-1a) Tecfidera (dimethyl fumarate)
Fundación de Esclerosis M ú ltiple de Puerto Rico Centro Internacional de Mercadeo 100 Carr. 165, Torre 1, Ste. 403 Guaynabo, PR   00968 Tel. 787.723.2331 info@fempr.org www.facebook.com/femabrazando
Disclaimer: El contenido de esta página web (www.fempr.org) se presenta exclusivamente con prop ó sitos informativos y educacionales. La informaci ó n no está dirigida a sustituir ni reemplazar una consulta médica profesional ni el tratamiento médico profesional relacionado a una pregunta o condicion médica específica.          Todos los derechos reservados.
Atrás
En los últimos años se han logrado grandes avances en la lucha contra esta enfermedad  .